miércoles, 24 de febrero de 2021

ABERRACIONES TAWANTINSUYESCAS

Los nacionalistas bolivianos vimos con indignación como el accidental gobierno de Luis Arce expidió el Decreto Supremo (DS) 4445 para imponer -inconstitucionalmente- la “Imagen de Gobierno” y un “Manual de Identidad” por sobre nuestros símbolos e identidad nacional. “Casualmente” una entidad castrense en la Capital de la República, Sucre, ya retiró el escudo de armas. 

Para empezar, los autores intelectuales de tal ilícito, ajenos a elementales nociones de la Teoría del Estado (Heller, Schmitt, Jellinek et al.), no saben distinguir Estado de gobierno, y éstos de nación, respectivamente. Doctrinariamente, sólo el Estado como persona jurídica tiene derechos subjetivos, como el derecho a la imagen. Y la nación (otro elemento del Estado), entendida como el conjunto de habitantes que poseen características societales específicas bajo una comunidad de destino, tiene el derecho subjetivo a la identidad para diferenciarse de otras en el orbe. 

En el caso Bolivia, el derecho a la imagen del Estado boliviano está consagrado en el Art. 6 par. II de la Constitución Política del Estado (CPE); y el derecho a la identidad de la nación boliviana está consagrado en los Arts. 3, 5, 141-143, entre otros, de la CPE. Concordante con la Ley del 5 de noviembre de 1851, el DS del 14 de julio de 1888, la Ley del 10 de noviembre de 1961, el DS 27630 del 19 de julio de 2004, el DS 241 del 05 de agosto de 2009, entre otras normas que establecen en detalle las características únicas e históricas y el uso lícito de nuestros símbolos patrios.

En cambio, el gobierno es un conjunto de instituciones, actos y procedimientos que están a cargo de la administración de un Estado. Y son materializados a través de personas naturales (mandatarios) que actúan por mandato legal (revocable) otorgado por el pueblo (mandante/su empleador).

Ergo, los aviesos MASistas no podían haber expedido un ilegal decreto de “Imagen de Gobierno y Manual de identidad” para imponer sus aberraciones con alegorías tawantinsuyescas carentes de fundamento histórico. Pues, como ya lo dejamos sentado, el gobierno (a diferencia del Estado y la Nación) no posee ningún derecho subjetivo. Así como nuestro ordenamiento jurídico tampoco permite que los servidores públicos impriman sus imágenes personales en membretes oficiales, proyectos, obras e instituciones públicas, porque son simples empleados pasajeros, susceptibles de cesación o revocatoria.

Por otro lado, también sospechamos que esa ilícita “imagen de gobierno” habría sido plagiada de trabajos “académicos” pre-existentes. Por ejemplo, la Universidad Mayor de San Andrés registra una tesis de grado del autor Heriberto Wilson Quispe Salgado con el título Diseño arqueológico tiwanacota virtual mediante autómatas celulares (2015). Misma que, en su acápite “Figura 8. Cuadrado mágico de Tiwanaku” (pág. 17), cita un breve antecedente de la supuesta “construcción del cuadrado mágico descubierto por Amaru (1996)”; y que a su vez describe la supuesta “matriz numeral de la cultura tiwanacota” y “todos sus símbolos numéricos antiguos”. 

En adición, según consta en el Boletín de publicaciones de signos distintivos correspondiente a agosto de 2016 del Senapi, la publicación N° 187486 del signo “Willka chakana” (género del signo “marca de servicio”) yace registrada a nombre del titular Elias Quispe Quispe.

¿Acaso el negligente régimen MASista cuenta con el permiso de los mencionados autores/titulares para haber decretado la imposición simbólica de su aberrante e ilícita “imagen de gobierno”? 

Finalmente, según permite concluir El primer nueva corónica y buen gobierno de Felipe Guamán Poma de Ayala, que es la más fiable fuente etnográfica del Tawantinsuyo, ni el tal (“fumanchado”) “cuadrado mágico”, ni la mentada “tetraléctica” (suponiendo que existiera), pertenecen a las etnias precolombinas quechua, aimarae o guaraní. Peor aún, muy distinto de lo que  afirma el DS, se les recuerda que el vocablo “Pachakuti” significó para la etnia quechua cataclismo/desgracia (pág. 1091). 

¡VIVA LA REPÚBLICA, NO PERMITIREMOS SUS IMPOSICIONES!


Publicado en Página Siete

0 comentarios:

Publicar un comentario